¿Vegetariano = sano?

Como vivimos en una época de modas en la que la publicidad juega un papel importante en los hábitos de mucha gente, me he dado cuenta de que hay un gran debate con el tema del vegetarianismo o veganismo (a partir de ahora utilizaré el termino vegetariano para referirme a ambas opciones y sus variantes). Debate que desde mi punto de vista, se ha convertido en locura aprovechada por algunos para atacar a los otros.

Como todos ya sabemos, Google lleva un control de nuestros intereses y hábitos gracias a nuestras búsquedas en Internet. Por ello en mi buscador salen continuamente noticias relacionadas con este tema, ya sea en favor o en contra. A veces se me ponen los pelos de punta cuando veo titulares como «Ingresado grave bebé vegano porque sus padres lo alimentaban con leche de soja».

Cualquiera que esté medianamente informado sabe que sólo la leche materna aporta los nutrientes necesarios para alimentar a un bebé en exclusiva los primeros meses de forma natural. Si esta opción no es viable, hay preparados de formula (algunos veganos) que van enriquecidos con todo aquello que necesita un lactante. Es sentido común que ni las bebidas vegetales ni la leche de vaca entera tienen los nutrientes necesarios para un bebé. Creo que todos los vegetarianos que conozco tienen esto bastante claro y jamás se jugarían la salud de sus hijos de esta manera. Lo otro es falta de sentido común porque la información está al alcance de todo el que quiera buscarla.

Una elección consciente

Ser vegetariano no debería ser una moda sino una elección tomada con conciencia. Para mi el concepto «moda» va ligado a seguir algo porque lo hacen los demás, o porque te llega a través de los medios. Sin hacer demasiadas reflexiones.

Dicho esto, cada persona tendrá sus razones para elegir esta opción alimenticia o cualquier otra. Pero lo ideal es que esas razones estén claras para no entrar en incongruencias y sobre todo, para no acabar con deficits nutricionales que afectan tanto a niños como adultos, y que no tienen nada que ver con consumir productos animales o no.

Lo no saludable

Y aquí viene la respuesta a la pregunta inicial ¿Vegetariano = Sano? Pues si y no. Llevar una dieta equilibrada sin tomar nada derivado de animales es tan posible como incluyendo este tipo de productos en la dieta. Lo que le da el equilibrio es la elección de los alimentos.

Si tu lista de la compra está llena de productos procesados, sean veganos o no, de saludable tendrá poco. Para llevar una alimentación sana y responsable, esos productos deberían ser consumidos de forma puntual o directamente eliminados.

Cierto es, que a veces a uno le viene muy bien abrir un paquete y tener la cena lista, pero eso en ningún caso debería ser la norma. Hoy en día tenemos todo envasado. Incluso cosas que realmente no tardamos más de 5 minutos en preparar en casa (zumo de limón, clara de huevo, guacamole, tomate, zanahorias o calabacín rallado…). Y también podemos comprar infinidad de productos veggie procesados como bollería, hamburguesas, croquetas, quesos, chorizos, salchichas etc.

El problema de consumirlo son tanto los aditivos y grasas extra que regalamos al cuerpo como, a nivel ambiental, el plástico y otros residuos que generamos.

Creencias erróneas sobre el vegetarianismo

  • Los vegetarianos tienen carencias nutricionales. Pues lógicamente, como comentaba anteriormente, es algo posible si no se cuida la dieta. Algunas vitaminas, minerales y ácidos grasos se consiguen con mayor facilidad de productos animales. Yo personalmente conozco a personas que tienen estas carencias a pesar de comer productos animales y es básicamente porque excluyen de su dieta las verduras, cereales o legumbres. El secreto está en llevar una dieta planificada y si es necesario, pedir asesoramiento a un profesional de la nutrición.
  • La dieta vegetariana adelgaza. Otra creencia errónea. Una dieta vegetariana desequilibrada y sedentaria puede llevar a un gran aumento de peso (exceso de hidratos, consumo de procesados etc). Supongo que durante años las personas vegetarianas estaban más concienciadas con hábitos de vida saludables (mayor actividad física, descanso y alimentación) y es por ello que se asociaba a personas sin exceso de peso.
  • Los niños no deben llevar una alimentación vegetariana. Siempre y cuando se controlen los nutrientes en base a la edad y necesidades del peque, no tiene por qué haber problemas. Si tienes dudas, es tan sencillo como consultar al pediatra. Estoy acostumbrada a escuchar a mamás que se quejan de que sus peques no comen nada, que no prueban la verdura o la fruta y verlos merendando todo tipo de procesados azucarados ya sean yogures, zumos, bollos,refrescos, chuches, snacks etc. Curiosamente, esto último no solo no preocupa sino que se ve normal. En cambio que un niño no coma productos animales hace saltar alarmas… Extraño ¿no?

En conclusión, antes de seguir una dieta vegetariana o criticarla, deberíamos dejar de lado lo que nos llega de «oídas» e informarnos adecuadamente sobre lo que es, sus beneficios, sus riesgos, sus bases, lo que aportan en la infancia o no, y con todo ello, decidir.

Links interesantes

Os dejo unos cuantos enlaces interesantes sobre este tema en relación a la infancia.

Beneficios y riesgos de la dieta vegetariana

Mi pediatra vegetariano

Tipos de dietas vegetarianas y qué tener en cuenta

Asesoramiento vegano – Listado de nutricionistas

Unión vegetariana española – Recetas, artículos, recursos…

0 comments
3 likes
Prev post: Me doy permiso para sentirNext post: Molestias en el embarazo

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *