Uso de pantallas

Siempre hemos evitado exponer a nuestra hija a pantallas. No diré que no lo hicimos nunca nunca pero era lo excepcional. Y cosas como darle el móvil para poder comer en el restaurante queda totalmente descartadas.

En cuanto a la tele, tampoco hemos querido que viera dibujos durante horas. De hecho, no vio la tele hasta bien entrados los tres años, por un tiempo limitado a 15/20 minutos y acompañada. Al hacerse mayor es cierto que ella lo pide. Ahora puede ver un dibujo largo y uno corto como decimos, o un programa de manualidades o animales que viene a durar algo más de 30 minutos. Después de lo que acordamos la tele se apaga. Días puntuales o el fin de semana se puede ver una película o un programa más largo pero sin ser una norma. Con el paso de los años las normas van cambiando lógicamente.

Limitar estos tiempos permite que hagamos muchas otras actividades y que ella desarrolle su imaginación jugando, experimentando etc.

Razones para no usar pantallas

No son pocos los expertos que rechazan el uso de pantallas a edades tempranas. La propia OMS (Organización Mundial de la Salud) ha publicado un informe donde dice que los menores de 2 años no deberían estar expuestos a pantallas de ningún tipo.

Posible retraso el desarrollo del lenguaje

El tiempo que los niños están expuestos a pantallas no interactúan con sus familias y por lo tanto les cuesta más desarrollar el lenguaje. No sé si será por esta razón pero mi hija empezó a hablar muy pronto y de forma muy clara.

Posible retraso en el desarrollo motor

Motricidad fina y gruesa. De igual manera que con el lenguaje, el tiempo que invierten frente a una pantalla no lo emplean en moverse, investigar, descubrir, experimentar…

Descontrol del apetito

Los niños a los que se les pone dibujos para comer no están prestando atención a la comida ni a su cuerpo. Simplemente engullen, por lo que no controlan lo que les gusta o no o cuándo están saciados, algo que puede llegar a  derivar en obesidad infantil. La razón es muy sencilla, su atención se centra en la pantalla en lugar de en su cuerpo.

Esto es algo que he visto en infinidad de ocasiones, el peque con el móvil delante y el papá, la mamá o el cuidador metiendo comida en su boca sin parar. La excusa muchas veces es que si no, o no comen o tardan mucho… Bueno al final esto depende de las opiniones de cada familia. A mi me gusta que mi hija adquiera hábitos alimenticios saludables, que saboree lo que come, lo que le gusta y no le gusta y sobre todo, que sienta cuándo ya no necesita comer más. Lógicamente las comidas se han alargado siempre mucho (también porque, como buenos españoles, tenemos nuestras tertulias mientras comemos, aunque digestivamente no sea lo más recomendable).

Sedentarismo

No sólo los pequeños sino también los mayores deberíamos hacer ejercicio físico a diario y si tenemos en cuenta el tiempo que los peques deben pasar en el cole, durmiendo y comiendo… las horas restantes son muy reducidas así que el tiempo que pasan delante de una pantalla lo quitan de hacer ejercicio, algo tan importante para la salud mental y física.

Aislamiento y problemas de socialización

Al principio son los cuidadores los que ponen las pantallas a los peques para entretenerles pero a medida que van creciendo son ellos quienes exigen la pantalla y seleccionan de forma autónoma el contenido (me refiero a que son capaces de coger un móvil y buscar los dibujos o el juego que quieren sin necesidad de que sea el adulto quien los busque por ellos). Si se permite o incluso si se prohíbe sin educar, llegará un momento que solo quieran entretenerse con este tipo de dispositivos en lugar de estar con amigos o familia.

Adicción

Esto viene un poco ligado a lo anterior, cuando más usan los dispositivos más quieren y esto llega un punto que crea una dependencia real. Por desgracia la mayoría de los adultos ya padecemos una cierta dependencia al móvil ¿No te ha pasado que te has dejado un día el móvil en casa y sentías que te faltaba algo o te ponías nervioso? Pues imagínate, si esto nos sucede a unos adultos que hemos crecido sin apenas pantallas ¿Qué no ocurrirá a personitas que las han integrado en su vida desde que nacieron? ¿Qué ocurre cuando llegan a la adolescencia? Cuando yo era pequeña había dibujos a una hora y después nada. Ahora tienen contenido disponible las 24h del día tanto en la tele como en los dispositivos móviles y son bombardeados con publicidad en todo momento. Es un mundo diferente al que conocíamos.

Y ¡ojo! Si pensáis que es una exageración tened en cuenta que el Ministerio de Sanidad ya tiene incluida este tipo de adicción dentro de su Plan de Acción sobre adicciones así que algo habrá.

Como curiosidad

Como curiosidad os dejo este interesante artículo dónde se explica por qué los magnates de Silicon Valley, centro máximo del desarrollo tecnológico, han decidido educar a sus hijos en colegios sin pantallas y limitan el uso de las mismas en sus hogares. Interesante ¿verdad?

0 comments
7 likes
Prev post: Espacios para gestionar las rabietasNext post: Trucos para entretener sin pantallas

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *