Trucos para entretener sin pantallas

Como comentaba en la entrada sobre el uso de pantallas, muchas familias me dicen que usan el móvil, la Tablet o la tele para entretener a los peques mientras hacen tareas de casa, cocinan, hablan por teléfono o salen a comer fuera de casa. Yo he hecho todo eso y nunca he necesitado dar el móvil a mi hija aunque si he de reconocer que he necesitado dosis altas de paciencia. Aquí os dejo algunos trucos que nos ha venido bien es esos momentos.

Nuestros trucos

  • Kit de supervivencia para comer fuera de casa. Es cierto que cuando uno sale a comer a un restaurante normalmente necesita esperar un ratillo más o menos largo desde que llegas, pides, te traen el primero etc. Estos tiempos que para nosotros a veces son breves porque estamos charlando, para los peques pueden ser eternos. Más aún si tienen hambre. Se enfadan, se ponen nerviosos, se levantan y es lo normal. Lo que no es natural es que un peque permanezca sentado en una silla sin moverse durante 3 horas. Nosotras llevamos una bolsita con lapices de colores (las ceras manchan más los manteles), mini libros y pequeños juguetes. Es importante que el contenido de esta bolsa esté reservado solo para esto porque de jugar con ello a diario se aburrirían y no les llamaría tanto la atención.
  • Mochila o fular. Antes de que empezase a andar la llevaba colgada para cualquier cosa (con sentido común, no la ponía delante de una sartén que pudiera salpicar ni cosas que supusieran un peligro)
  • Involucrarla en la cocina. Desde que mi hija se mantuvo en pie empezó a manipular cosas en la cocina. Lógicamente no podía hacer lo mismo con 2 años que con 5 pero nos hemos ido adaptando para que tuviese una tarea. Ella lo disfrutaba y nosotros podíamos preparar la comida. Ahora le encanta y siempre viene a preguntar en qué puede ayudar.
  • Juego libre. Acondicionar los espacios para que pudiera jugar sin peligro mientras yo hacía otras cosas.
  • Manualidades. A medida que crecía reclamaba nuestra participación en el juego y busqué manualidades adaptadas a cada etapa para hacer juntas. Yo compré algún libro pero la verdad es que en internet se pueden encontrar infinidad de ideas.
  • Relevos. Cuando necesitamos momentos para hacer cosas sin interrupción hay que turnarse. Uno de los dos está con ella y el otro de dedica a su tarea.

Paciencia y asumir los cambios de una nueva etapa

Cuando me convertí en mamá tenía muy claro que algunas cosas iban a cambiar para siempre. A mi vida llegaba alguien que durante muchos años iba a depender de mí en mayor o menor medida. Así que habrá cosas que volveré a hacer cuando pasen 15 años y otras que iré recuperando un poquito antes. En cualquier caso, entiendo que forma parte del hecho de ser madre o padre, y no lo veo como algo molesto o sacrificado. Sencillamente es una etapa diferente y maravillosa de mi vida. Las hubo donde todo mi tiempo era para mí y ahora, lo comparto.

0 comments
18 likes
Prev post: Uso de pantallasNext post: ¿Instinto maternal?

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *