Embarazo después de un aborto

Después de haber perdido un bebé al principio del embarazo se me plantearon muchas dudas. La mayoría provocadas por el miedo a pasar por ello de nuevo y más en un momento de cambio importante.

Mis miedos

Como os comentaba en otro post, me costó decidirme a ser mamá por segunda vez. Ahora, habiendo cumplido los 40, siento realmente que es mi última oportunidad, que es ahora o nunca. Después de las ilusiones que he volcado en ello, tener que renunciar sería muy duro.

Tras la tormenta que supuso la pérdida, llegó la calma. Empecé a ver las cosas desde otra perspectiva cuando pasé mi duelo. No sé qué pasó, no sé por qué el otro embarazo se interrumpió y tampoco necesito buscar causas o culpas. Es algo que llegó a mi vida y formará parte de ella para siempre pero ahora mi atención y mi presencia deben estar en otro lugar.

Una nueva vida

Ahora, a las 7 semanas de este nuevo embarazo, me siento distinta, convencida de que todo saldrá de bien y que en mayo tendré un bebé perfectamente sano. Tengo las molestias típicas pero por lo demás me siento tranquila, bueno con algún vaivén emocional pero afrontándolo desde la comprensión y la calma.

Lo que más me ha ayudado es mantener el convencimiento de que las cosas no tienen por qué ir mal. Es algo que pasa a muchas mujeres aunque no se hable de ello y precisamente por ello, porque le pasa a muchas mujeres que después conciben de forma saludable, sé que todo será diferente. A través de pequeños ratitos de meditación por las mañanas, mientras todos duermen, he podido re-conectar. He aceptado que el otro bebé decidió no venir, por la razón que fuese, pero ese hecho me ayudó a reflexionar y sanar. Ahora soy otra. Estoy preparada para recibir esta nueva vida con el corazón y los brazos abiertos.

0 comments
3 likes
Prev post: Mi hija ha elegido ser princesaNext post: Autonomía…¿Quién dijo miedo?

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *