Control de esfínteres

Ayer presencié una escena terrible, estaba entrando en el supermercado y escuché unas voces, enseguida me di cuenta que era una señora regañando a una niña pequeña y cuando descubrí el motivo terminé de horrorizarme, el control de esfínteres. La peque no sé si pasaría de los dos años y lloraba desconsolada mientras la que supongo era su madre,  la humillaba con un montón de lindezas que prefiero no reproducir. No sabía cómo actuar así que sonreí a la peque y le dije hola en un tono cariñoso, con lo que ella dejó por un momento de llorar y la señora cesó en su escarnio y se la llevó al coche sin decir nada.

Esta escena no solo me violentó sino que me hizo sentir pena porque por desgracia, no era la primera vez que escuchaba cosas como “Te vas a quedar mojado para que aprendas donde se hace pis” “Mamá está muy triste porque no has pedido pipi/popo (no sé por qué no se llama a las cosas por su nombre)” “La próxima vez que te hagas caca te castigo sin chuches” “Pareces un bebé, los niños grandes no hacen eso” y un largo etcétera. Unos con mejor tono que otros pero al final todos culpabilizando y avergonzando al peque por algo que ni siquiera puede controlar hasta que no esté preparado fisiológicamente. Entiendo que a veces el camino es lento, que puede ser agotador cambiar al peque 4 veces si se ha quitado ya el pañal y que las mamás y los papás a veces están muy cansados, pero no deja de ser una etapa más y salvo que haya algún problema físico, acabará pasando.

Un tema controvertido

Me consta que el control de esfínteres es un tema controvertido y uno de los favoritos de aquellos que quieren organizarte la maternidad/paternidad. Seguro que te han dicho más de una vez que hay que quitarles el pañal en verano, que es más fácil ¿a qué si? A mí me contaron métodos de todo tipo pero al fin y al cabo esto es un proceso evolutivo igual que andar o hablar y creo que tener en cuenta esto alivia mucho la presión y sobre todo, no comparar unos peques con otros. Si el niño de tu prima empezó a usar el WC a los 18 meses igual estaba preparado para ello o igual no, pero tu hijo es único y lo hará cuando esté listo.

Mi hija hace tiempo que se quitó el pañal y lo digo así porque fue ella quien decidió hacerlo y nosotros nos limitamos a acompañar con mucha paciencia, mucha.

Nuestro proceso de control de esfínteres

En primer lugar deciros que siempre le permitimos que nos viese a nosotros cuando íbamos al baño y de hecho tuvo una época (y perdón por lo escatológico) que te pedía ver directamente el pis o la caca y la dejábamos mirarlo.

A los 2 años y medio aproximadamente dijo que quería llevar braga y se lo cambiamos, los escapes en ese momento eran continuos así que teníamos que tener siempre varios cambios de ropa disponible, aguantó un tiempo y pidió de nuevo el pañal, decisión que también respetamos aunque le compramos los de braguita para que pudiese ir al baño sin dificultad.

Fue con 3 años que otra vez dijo que quería braga y las veces se le escapaba el pis nuestra reacción era siempre la misma “No pasa nada cariño, te ayudamos a cambiarte si lo necesitas y ya está. La próxima vez acuérdate de parar cuando tengas ganas y luego vuelves corriendo”. No había ninguna tragedia, al igual que tampoco tirábamos cohetes cuando lo hacía en el baño aunque si le reconocíamos el mérito de haber ido. Por las noches estuvo llevando pañal hasta los 4 años aunque siempre se levantaba con él seco y algunas veces incluso se iba al baño pero ella prefería quedarse con el pañal (quizás porque un día que se acostó sin él se le escapó el pis y se asustó. A pesar de que le explicamos que no pasaba nada no le gustó). Sinceramente ¿Qué prisa había en quitarle el pañal si ella no se sentía cómoda?

Trucos para acompañar el control de esfínteres

  • Dar naturalidad a las visitas al baño y permitir que se quedase con nosotros cuando quisiera.
  • Pañales braga para la época en que no se sentía del todo segura a pesar de ir al baño.
  • Adaptar el baño. En nuestro caso no quiso usar el orinal, prefería sentarse en el WC así que facilitamos que lo hiciera con escalones y adaptadores (aunque tampoco usó estos mucho tiempo porque prefería sentarse como nosotros, menos mal que todo lo teníamos heredado).
  • Ropa que se pueda poner y quitar sola. En realidad esto no es únicamente para el control de esfínteres sino para su autonomía en general, siempre hemos comprado ropa y calzado que ella pudiera manejar.
  • Pedirle que vaya al baño antes de salir de casa y antes de acostarse. Al principio de quitarse el pañal también le preguntábamos de vez en cuando (no cada 5 minutos) si quería ir al baño.
  • Llevar siempre ropa de cambio encima y otro cambio en el coche.
  • Fundas impermeables para los colchones, nosotros tenemos de repuesto para poder cambiarla en caso de que haya un escape.
  • Dejar que se tome su tiempo en el baño, le gusta llevarse un libro y pasarse sentada un buen rato o que te quedes con ella y la leas. Aunque he de decir que a veces el momento es justo cuando más prisa tenemos…paciencia.
  • Sin presiones, no hay premios ni castigos.

¿Y qué pasa cuándo empieza el cole?

Por suerte en nuestro caso la peque estuvo en una escuela libre desde los dos años y medio hasta los tres y lógicamente, respetaron este proceso igual que lo hacíamos en casa. Para cuando llegó al cole convencional a punto de cumplir los 4 años, ya controlaba perfectamente los esfínteres durante todo el día.

Lo que nos pasó a nosotros fue lo ideal pero entiendo que hay colegios en los que piden que los peques a los 3 años (algunos a los 2 si son de final de año) entren controlando perfectamente y es más, si tienen un escape te llaman para que vayas a cambiarles porque en el centro no se responsabilizan de ello. No sé si dado el caso realmente serían capaces de dejar al peque mojado o con caca todo el día pero lo cierto es que sólo de oírlo se me ponen los pelos como escarpias. En primer lugar, si un peque sabe que mamá o papá va a cambiarle cada vez que tiene un escape ¿no es posible que empiecen a hacerlo a propósito para que vayan? ¿No es una forma de humillación dejar a alguien con sus excrementos todo el día o incluso unas horas? ¿Qué ocurre con las familias que trabajan y no tienen familiares cerca del colegio? ¿Lo harían con un anciano o un enfermo?

Retrocesos

Imagínate que llevas a un familiar una residencia y que por tener una edad avanzada, encuentra dificultad para controlar los esfínteres, ¿te imaginas que te dicen que tienes que ir tú a cambiarlo o que de lo contrario se pasará todo el día con la ropa interior o el pañal manchado? Estoy segura de que esta situación es inconcebible para cualquiera y es por eso que no entiendo cómo se puede aceptar en el caso de los peques. Incluso si son niños que empezaron a controlar muy pronto y de más mayores que pasan por un retroceso, lo suyo es prestar atención a las causas en lugar de culpabilizarlos. Los retrocesos son totalmente normales y hay infinidad de razones que los pueden causar (llegada de un bebé, cambio de domicilio, de cole, separaciones y muchas más). Si llega a preocupar siempre se puede consultar a un especialista.

Busca lo que mejor se adapte a tu familia

Yo tenía muy claro que si mi hija hubiese querido empezar en el colegio con pañal, lo habría hecho. Me hubiese dado igual lo que me dijeran los profesores o los otros padres, estas son decisiones que dependen de cada familia. Entiendo que es complicado porque a veces lo ideal, lo que uno desea, no sucede. En ese caso creo que lo mejor que podemos hacer para acelerar el proceso es darle naturalidad y hacer que se sientan seguros. Cada uno puede investigar las diferentes formas que hay para acompañarles y optar por aquella que se adapte mejor a las necesidades y criterio de su familia.

0 comments
3 likes
Prev post: Vuelta al trabajoNext post: Mi hija ha elegido ser princesa

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.