Adornos navideños

Hace ya años que descubrimos la arcilla casera de bicarbonato y este año decidimos crear los adornos para el árbol de navidad con este material.

Las ventajas, a parte de lo económico es que al estar hecha con ingredientes alimentarios, lo pueden usar incluso los más peques sin miedo a que se lo lleven a la boca. Y disfrutarán de todo el proceso, bueno salvo del de secado que les suele costar un poco más.

Qué necesitamos

Cacharrería

  • Cazo lo más antiadherente posible.
  • Cuchara de silicona (o cualquier otro material que no arañe)
  • Rodillo de cocina.
  • Moldes para dar forma a las galletas (opcional)
  • Utensilios de modelado (opcional. Valen los que usan para la plastilina)
  • Paño.
  • Recipiente para dejar reposar la masa. Nosotras usamos una ensaladera de cristal.
  • Lámina de plástico. Si tenéis un mantel de plástico flexible tamaño individual, es perfecto porque se puede reutilizar. Si no, vale con un trozo de film transparente o similar (yo es lo que usé y lo guardo también para reutilizarlo).
  • Bandeja o cualquier otra superficie donde podáis dejar las piezas para que sequen.

Ingredientes

  • 2 Medidas de bicarbonato (se encuentra en cualquier supermercado en envases de diferente tamaño. Os recomiendo comprar un paquete grande para poder usarlo en más ocasiones).
  • 1 Medida Almidón de maíz (es la típica Maicena pero ya hay muchos supermercados con marca blanca más económica).
  • 1 y 1/4 Medida de agua.

Para decorar

  • Colorante alimentario (para los más peques), acuarelas, pinturas acrílicas etc.
  • Pinceles y trapo.
  • Purpurina (opcional)
  • Laca del pelo y barniz (opcional)
  • Un rollo de cuerda, lazo o lo que prefiráis para colgar los adornos.

Pasos para hacer la arcilla casera

  1. Mezclamos en el cazo el bicarbonato, el almidón y el agua y removemos a fuego lento hasta que espese. Hay que remover mucho para que se mezcle bien, al principio parece que no liga bien pero hay que seguir insistiendo. Cuando parezca un puré hecho al aplastar patatas o zanahorias cocidas está listo.
  2. Retirar y dejar enfriar en un recipiente cubriendo con un paño húmedo. La masa tomará algo más de consistencia y cuando esté fría del todo amasamos y podemos usar.
  3. Si vais a pintar las figuras este paso no es necesario pero si estáis haciéndolo con niños o niñas muy peques y queréis que todo sea «comestible», en este punto podemos separar la masa y añadir colorante alimentario de diferentes colores (o acuarelas). Amasamos muy bien.
  4. Para empezar a trabajar la masa la dividimos en varias porciones y la extendemos con ayuda del rodillo sobre la lámina de plástico o lo que hayamos elegido. Os explico que nosotras lo extendemos sobre el plástico para poder despegarlo bien de la superficie sin estropear la forma. Cuando lo hemos hecho directamente sobre la encimera, nos ha costado trasladarlas a la bandeja de secado. De esta forma levantas el plástico y lo retiras de la pieza sin problema.
  5. Cuando lo tenemos extendido hacemos formas con los moldes para galletas, con un vaso o con los utensilios de modelado. Cualquier cosa vale para crear las formas. Acordaos de hacer un orificio en la parte superior para luego poder colgarlas en el árbol.
  6. A medida que vas teniendo las piezas listas las vas pasando a una bandeja. Vuelves a amasar, extender y hacer más formas. Si te sobra masa se puede conservar varios días en la nevera guardada en un recipiente hermético.
  7. Las piezas se deben dejar secar bien y para este paso hay que tener un poco de paciencia ya que puede durar un par de días. Es conveniente darlas la vuelta un par de veces para que suelten bien la humedad (veréis las diferencias de tono de la parte seca)
  8. Y una vez superado el proceso de secado. Es el momento de decorarlas así que preparad pinturas y pinceles y dejad volar la imaginación. A mi hija le encanta echar purpurina al final así que para fijarla las he rociado con laca de pelo que apareció por casa. Si no tienes laca puedes usar algún esmalte, barniz o incluso pegamento (en este caso la purpurina iría encima).
  9. Dejar secar, colocar el lazo o cuerda y ¡Listo para adornar el árbol!
1 like
Prev post: Crianza respetuosa, natural, con apego…Next post: Compras para el primer bebé

Related posts